viernes, 30 de agosto de 2013

La Divina Comedia
Ilustrada con grabados de
Gustave Doré y con escenas de
la película "El Infierno"
de Francesco Bertolini (1911)



VIDEO




La Divina Comedia (en italiano: Divina Commedia)
es un poema épico escrito por Dante Alighieri.
Se desconoce la fecha exacta en que fue escrito
aunque las opiniones más reconocidas aseguran
que el Infierno pudo ser compuesto entre 1304 y
1307 o 1308, el Purgatorio de 1307 o 1308 a 1313
o 1314 y por último, el Paraíso de 1313 o 1314 a
1321, fecha del fallecimiento del poeta.
Se considera por tanto que la redacción de la
primera parte habría sido alternada con la
redacción del Convivium y De Vulgari Eloquentia,
mientras que De Monarchia pertenecería a la
época de la segunda o tercera etapa, a la última
de las cuales hay que atribuir sin duda la de dos
obras de menor empeño: la Cuestión del agua y la
tierra y las dos églogas escritas en respuesta a
sendos poemas de Giovanni del Virgilio.
Dante Alighieri llamó sencillamente Commedia a
su libro, pues, de acuerdo con el esquema clásico,
no podía ser una tragedia, ya que su final es feliz.
Se ha añadido el adjetivo "divina" en publicaciones
sucesivas, después del año 1500.
El libro suele presentarse actualmente con un gran
cuerpo de notas que ayudan a entender quiénes eran
los personajes mencionados. Estos comentarios
incluyen interpretaciones de las alegorías o
significados místicos que contendría el texto, que
otros prefieren leer como un relato literal. Esta
tendencia se acentuó en el siglo XX entre los
exégetas y críticos de la Divina comedia, muchos
de los cuales sostienen que Dante narró una historia
en el mundo material de ultratumba tal como se lo
concebía en su tiempo.[cita requerida] Miguel Asín
Palacios, por otra parte, destacó la importancia de
la escatología musulmana en la estructura del
Infierno dantesco.1
La Divina Comedia se considera una de las obras
maestras de la literatura italiana y universal.
Numerosos artistas de todos los tiempos crearon
ilustraciones sobre ella; destacan entre ellas
las de Botticelli, Gustave Doré, Dalí, William
Adolphe Bouguereau y recientemente Miquel Barceló.
Dante Alighieri la escribió en dialecto toscano,
matriz del italiano actual el cual se usó entre
los siglos XI y XII.
Cada una de sus partes, o cánticas (Infierno,
Purgatorio y Paraíso), está dividida en cantos,
a su vez compuestos de tercetos.
El poema se ordena en función del simbolismo del
número tres, que evoca la Trinidad Sagrada, el Padre,
el Hijo y Espíritu Santo, el equilibrio y la estabilidad,
y el triángulo. El poema cuenta con tres personajes
principales, Dante, que personifica a la humanidad,
Beatriz, que personifica la Fe, y Virgilio, que hace
otro tanto con la razón. La estrofa por su parte está
compuesta por tres versos, y cada una de las cánticas
cuenta con treinta y tres cantos, excepto el Infierno
que tiene treinta y cuatro, de manera que la obra
completa se compone de cien cantos. Se usa un tipo de
rima original, la "terza rima":
Dante también utiliza el número diez como cabalístico
como número pitagórico, que vemos en los cien cantos
de la comedia, compuestos por los treinta y tres de
cada reino, más el de introducción. También se puede
apreciar la importancia decimal en los diez niveles
del infierno, que son nueve círculos más el anteinfierno,
donde se encuentran los ignavi, es decir, los indiferentes.
La estructura matemática de la Divina comedia, por otra
parte, es mucho más compleja de lo que aquí se esboza.
El poema puede leerse según los cuatro significados que
se atribuyen a los textos sagrados: literal, moral,
alegórico y anagógico. En este poema, Dante hace gala
además de un gran poder de síntesis que es característico
de los grandes poetas.
La estructura también afecta a los registros lingüísticos:
en el infierno se utiliza un lenguaje vulgar, el texto del
"Purgatorio" está lleno de citas bíblicas y el del "Paraíso",
de himnos y cantos litúrgicos.
Antes de emprender el viaje hacia los tres mundos,
Dante despierta en una selva oscura sin saber por qué llego
ahí. Cuando hablamos de selva oscura nos referimos a algo
 malo, a lo contrario a Dios, esa selva era oscura, era mala.
En esa selva se describe un paisaje inicial en el cual vemos
el sol, las estrellas, la playa y la colina. El sol en
representación de la divinidad, de Dios, la colina es el
camino que debe subir para llegar a Dios, Dante no puede
llegar a esa luz porque en el camino se encuentra con 3
fieras que son obstáculos para él. Cada fiera representa
un pecado... Ahí se encuentra con Virgilio y después de una
conversación con éste, comienza su viaje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario